Home > La Tinença > La Junta Electoral de Zona de Vinaròs no se fía de la residencia de los integrantes de las dos candidaturas del Ballestar

La Junta Electoral de Zona de Vinaròs no se fía de la residencia de los integrantes de las dos candidaturas del Ballestar

Imatge electoral d'arxiuEn los DNI de los miembros del PP manifiestan que residen en la Sénia, algo que no permite la nueva Ley de Régimen Local de la Comunidad Valenciana. La Oficina del Censo Electoral da credibilidad a los últimos 40 empadronamientos de la Pobla de Benifassà a pesar de no investigarlos

La Junta Electoral de Zona de Vinaròs acordó no aceptar la presentación de las candidaturas del PP y Junts per la Tinença a la entidad local menor del Ballestar. La Presidenta consideró que esta entidad local menor, la única que participa en Castelló en los comicios, debe someterse a los preceptos de la norma autonómica que desarrolla específicamente su situación y que, por tanto es preferente a la estatal. La nueva normativa establece que “deben residir en la entidad local menor”.

Tras examinar los documentos de identidad del PP comprobaron como los tres de la lista manifiestan que “residen en el Ballestar a pesar que en el DNI consta que su domicilio se encuentra en la Sénia”. En el caso de Junts per la Tinença en el DNI del candidato figura la Pobla de Benifassà, entidad superior a la que pertenece el Ballestar y motivo de la confusión. Tras manifestar estos hechos invalidó las candidaturas y ambas formaciones han tenido que aportar un certificado del secretario que garantice que viven y residen efectivamente en Ballestar y no en otras localidades.

Rechazada la impugnación del censo

La comunicación de la JEZ no aporta sino más leña al fuego de los empadronamientos en esta circunscripción electoral, que a cada comicios aumenta espectacularmente su censo. La Oficina del Censo Electoral ha dado credibilidad a los últimos 40 empadronamientos de la Pobla de Benifassà a pesar que en varias comunicaciones al alcalde le realizó serias advertencias al suponer que se estaba alterando el censo con finalidades electorales al romperse estadísticamente la evolución de la población en los tres meses previos a cerrarse el censo. El Consistorio no justificó adecuadamente la residencia de los vecinos  y se abrió la puerta a que los interesados presentaran impugnación. Finalmente se comunicó a Junts per la Tinença –que agrupa a integrantes de los actuales dos grupos en la oposición PSPV y PP y los independientes de UPT- que se mantenían las inscripciones en el censo electoral, a pesar que admite en su resolución que “no se tiene constancia de que los vecinos empadronados en su día por el ayuntamiento no residan en el municipio”. Según el delegado provincial “el ayuntamiento ha justificado y el expediente se considera cerrado”.

 

Campanya pels drets lingüístics