Home > La Tinença > El Juzgado de Vinaròs concluye las investigaciones por la construcción en el Ballestar de un aparcamiento en la Font de Sant Pere

El Juzgado de Vinaròs concluye las investigaciones por la construcción en el Ballestar de un aparcamiento en la Font de Sant Pere

Lloc on es fan els treballs i la pol·lèmica urbanitzacióFiscalía abrió una investigación tras los hechos que tuvieron lugar en el año 2008

Han concluido ya las diligencias de investigación solicitadas por el Juzgado de Instrucción número 3 de Vinaròs a raíz de la denuncia del grupo conservacionista Gecen por la construcción de un aparcamiento y movimientos de tierras en un espacio natural protegido por varias figuras legales en la Font de Sant Pere, en el término municipal del Ballestar. La zona, junto al río Sénia, estaría catalogada como ZEPA, LIC e incluida en el ámbito del Plan de Ordenación de Recusos Naturales del Parque de la Tinença de Benifassà. Se analiza la comisión de un presunto delito contra la ordenación del territorio, el medio ambiente y los recursos naturales.

Desde Gecen, en un comunicado han señalado que los hechos denunciados, vertidos, extracciones, excavaciones, aterramientos, depósitos en dicho ámbito territorial incumplen la propia legislación del PORN, así como lo dispuesto en la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad como espacios de la red Natura 2000.

En su momento el grupo conservacionista denunció la relación directa de las actuaciones con la urbanización SUR 3, incluida en el PGOU en tramitación y foco del debate político de la Pobla de Benifassà. De una manera directa la inclusión de este punto y la negativa a retirarla provocó el rechazo de PP y PSOE de la Pobla y acabó llevando a la dimisión del edil de Urbanismo del Partido Socialdemócrata. En la zona, una de las de más bello valor del río Sénia, se quieren construir 240 adosados.

Del planeamiento urbanístico propuesto por el Ayuntamiento, no aprobado por la Conselleria y de la publicidad de Grup Inmobiliaria Sénia, “se desprende”, según Gecen “que las actuaciones denunciadas guardan relación directa con la  urbanización. Los movimientos de tierra, preparación de accesos por el río y demás eran, supuestamente, la preparación del terreno para su posterior urbanización. Supuso la destrucción de valores ambientales, la alteración de la orografía y la modificación de los pasos de fauna. Todo ello se realizó sin autorización, estando prohibida cualquier realización de movimientos de tierras y no estando ello amparado por PGOU alguno·, señalan en el comunicado.

En el río Sénia, y más concretamente en la fuente de Sant Pere (zona de construcción de la urbanización S.U.R 3), existe la única población de mirlo acuático (Cinclus cinclus) que nidifica en el río Sénia. Este ave es muy escasa en la provincia de Castellón, con entre 4 ó 5 zonas de nidificación. El mirlo acuático está clasificado por el Decreto 32/2004, de 27 de febrero, del Consell de la Generalitat, por el que se crea y regula el Catálogo Valenciano de Especies de Fauna Amenazadas y se establecen categorías y normas para su protección como especie vulnerable e  incluida en el Catalogo Nacional de Especies Amenazadas, de interés especial y en la Directiva 79/409/CEE relativa a la conservación de las aves silvestres. Ello es una simple muestra de la rica avifauna presente en la zona y del hábitat que la acoge. Tras las obras y actuaciones diversas denunciadas, el mirlo acuático no ha vuelto a nidificar por lo que la asociación exige responsabilidades, restauración del hábitat inmediato y seguimiento de la especie. Sí se ha detectado el cangrejo autóctono (clasificado en peligro de extinción) y la presencia puntual de la nutria. Se da además la circunstancia de que dicha zona sufrió un incendio forestal en 2001, tal como consta en la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda. Cualquier proyecto urbanístico es inviable en aplicación de la Ley Forestal y la Ley del Suelo No urbanizable. Es decir, está prohibido quemar para después urbanizar, recalcan los ecologistas.

Campanya pels drets lingüístics