Home > La Tinença > Junts per la Tinença cruza la frontera y hace campaña en la Sénia

Junts per la Tinença cruza la frontera y hace campaña en la Sénia

La furgoneta per la ciutat del mobleEsta agrupación recurrió ante el contencioso administrativo la desestimación a su impugnación del censo tras los incrementos del censo de los meses de octubre, noviembre y diciembre en cerca de 40 personas

La agrupación de electores Junts per la Tinença, que agrupa a toda la oposición al Partido Socialdemócrata, que se pasará al PP en los próximos días, ha iniciado su campaña electoral cruzando ya la frontera. Se trata de una frontera administrativa y dentro de la legalidad. Así salieron del término municipal de la Pobla para hacer campaña en el municipio tarraconense de la Pobla de Benifassà, donde se hallan buena parte de sus electores.

La explicación es sencilla. Tras hacer un miting electoral el pasado fin de semana en la Pobla, han decidido ahora ir a por el otro grueso de sus votantes, ya que residen en la Pobla de Benifassà. El pasado fin de semana pudieron ver cómo la furgoneta electoral se paseaba por pedanías como la del Ballestar, “prácticamente deshabitadas”. Y es que los vecinos, realmente y, a diferencia de lo que marca la ley, residen la mayor parte del año en la Sénia y otros municipios del Maestrat o de les Terres de l’Ebre. JPT no cuestiona la actuación de estos votantes, que provienen de la zona y desean votar en estos pueblos donde tienen arraigo, sino los empadronamientos realizados en los meses previos al cierre del último censo mensual que da paso al censo electoral.

“En el último trimestre del año, de una manera muy programada y en pocas viviendas, se empadronaron unas cuarenta personas, que altera decisivamente el censo, hasta elevar a las 300 personas el censo”, explica José Ramón Royo, candidato a la alcaldía, algo que considera “indecente” ya que “persigue intereses electorales muy claros utilizando gente de fuera de la comarca”. JPT reclamó a la Oficina del Censo Electoral una revisión de los últimos empadronamientos. El INE dejó en manos del alcalde resolver. Victor Gargallo encontró a todas las personas en sus supuestos domicilios. Días más tarde los actuales ediles de PP y PSOE que ahora se integran en JPT, junto al equipo de Mercedes Milà pudieron constatar como las viviendas se hallaban deshabitadas. Pero ni el INE ni posteriormente un recurso contencioso administrativo dieron la razón en la impugnación del censo presentada por JPT. Por ese motivo JPT está dispuesto a ir donde residen algunos de los nuevos empadronados a hacerles campaña.

Campanya pels drets lingüístics