Home > Medi Ambient > El incendio de Albocàsser fue el tercero con más hectáreas quemadas en 2011

El incendio de Albocàsser fue el tercero con más hectáreas quemadas en 2011

n total de 2.439,99 hectáreas se vieron afectadas en 2011 por alguno de los 422 incendios forestales declarados en la Comunitat en ese periodo, una cifra que coincide con la media de la última década, pero que en términos de superficie significa un descenso del 56,81% sobre el 2010 y de un 29,73% sobre el valor medio de este decenio.Así consta en el Balance de Incendios Forestales de 2011 presentado por la Conselleria de Gobernación en el pleno del Consell celebrado este viernes, que revela que la eficacia en la extinción ha sido de 5,7 hectáreas por incendio.

Por provincias, en Alicante se vieron afectadas 340,79 hectáreas, en Castellón 274,46 y en Valencia, 1.824,74. Del total quemado, 703,27 hectáreas corresponden a arbolado, lo que supone el 28,82% del total de superficie afectada. Asimismo, el 80,8% de los incendios durante 2011 fueron conatos, es decir, que de los 422 incendios, 341 han tenido una superficie afectada de menos de una hectárea.

El mes en el que se produjo el incendio forestal que afectó a mayor número de hectáreas fue en abril, cuando se quemaron un total de 1.448,64 hectáreas en Benicolet (Valencia), por causas intencionadas, y que afectó también a los municipios de Almiserà, Llutxent, Palma de Gandia, Ador, Terrateig, Rótova y Llocnou de Sant Jeroni. En este sentido, en la evolución mensual se aprecia que el peso de los grandes incendios es menor que en otros años, ya que los incendios de más de 100 hectáreas suponen el 68% del total y se confirma que existe un riesgo continuo a lo largo de todo el año. Entre julio y agosto se quemaron un total de 401,58 hectáreas.

Además del de Benicolet, otros dos incendios han superado las 100 hectáreas quemadas: el de Llombai (Valencia), con 100,5, y el de Albocàsser (Castellón), con 114,14 hectáreas.

EL 74% DE LOS INCENDIOS, PROVOCADOS O POR NEGLIGENCIA

En cuanto a las causas, los incendios causados de forma intencionada o por negligencia representan el 74% del total. Concretamente, los intencionados ocasionaron el 44% de los incendios forestales durante 2011, seguidos de las negligencias (30%) y los rayos (16%). Asimismo, el 92,1% del total de la superficie afectada ha sido consecuencia de incendios intencionados o derivados de negligencias, lo que supone 2.250,45 hectáreas. El 75,5% del terreno afectado en 2011 lo fue por incendios intencionados y el 17,6% por negligencias. Finalmente, las mismas fuentes han destacado la labor de los más de 11.000 profesionales y voluntarios que trabajaron durante el pasado año en la prevención y extinción de incendios y han recordado que el presupuesto ascendió a más de 100 millones de euros.

Campanya pels drets lingüístics