Home > Medi Ambient > Moliner propone que la Diputación asuma todas las competencias relacionadas con el agua en la provincia

Moliner propone que la Diputación asuma todas las competencias relacionadas con el agua en la provincia

El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha reivindicado que, en el nuevo reparto de competencias en la Administración Pública española, la institución provincial asuma todas las competencias en materia del ciclo integral del agua. “Somos quienes mejor conocemos el problema porque somos quienes más cerca estamos de los ayuntamientos y, por tanto, quienes más capacidad tenemos para poder resolver las carencias de agua que ya hoy nos toca solucionar”, ha apuntado el presidente provincial. Cabe recordar que actualmente la Diputación de Castellón está atendiendo el abastecimiento de agua potable en la mayoría de los municipios rurales de la provincia, ofrece un servicio de detección de fugas en las redes de agua potable, depura el agua de más de 85 pueblos de la provincia y está actuando en todo el ciclo integral del agua. “Es momento de dar el paso para que cada Administración gestione lo que mejor pueda hacer, con los recursos necesarios”, ha explicado Moliner. Moliner ha realizado estas declaraciones en la inauguración de la instalación de contadores y abastecimiento de agua potable en las viviendas de La Llosa. Se trata de actuación financiada por la institución provincial que supone algo tan básico como que todos los vecinos dispongan de agua potable en sus casas, subsanando las numerosas fugas, reparando la red y racionalizando el uso de este recurso mediante la instalación de contadores. Todo ello sin coste para los vecinos. “El agua es una fuente de riqueza y prosperidad que tenemos que gestionar de forma eficiente y racionalizar su uso. La Diputación está especialmente sensibilizada con este tema, porque es un valor fundamental de nuestra tierra, y por eso seguiremos trabajando por mejorar cada abastecimiento”, ha señalado Moliner. La Diputación de Castellón, a día de hoy, colabora con las administraciones con competencias hídricas y dispone de una dotación presupuestaria para el diseño, ejecución de actuaciones y dirección técnica. Asimismo, la propia institución ha constituido los consorcios de Aguas del La Plana y del Pla de l’Arc, que garantizan el suministro a más de 20 municipios. De la misma manera, a través de un convenio con la Generalitat Valenciana con un presupuesto de 50 millones de euros, la Diputación abastece a estos consorcios y realiza sondeos, redes y depósitos a municipios individuales. También cabe destacar que mediante la Oficina Técnica de Asistencia a Municipios se realiza la detección de fugas en las redes de agua potable de los ayuntamientos, la recogida y evaluación de los contadores de los depósitos así como el mantenimiento de equipos de cloración en municipios de población inferior a los 5.000 habitantes. Con la propuesta de Moliner la Diputación de Castellón pasaría a ofrecer estos servicios a los 135 municipios. Por otra parte, desde el ente provincial se gestionan 86 instalaciones de depuración, correspondientes a 87.000 habitantes, tratando 7,2 hectómetros cúbicos anuales con un coste anual de 5,9 millones de euros. Además, la Diputación, en su presupuesto de 2012, ha destinado importantes partidas para llevar el agua hasta el último rincón de la provincia como los 246.000 euros del programa de saneamiento, abastecimiento y distribución de aguas; las reparaciones de los sistemas hídricos de Castellfort o Cinctorres; los cerca de 3 millones de euros en colaboración con la Generalitat para poner en marcha las depuradoras; o los 6 millones de euros destinados al saneamiento de depuradoras

Campanya pels drets lingüístics