Home > La Tinença > El Boixar lleva más de un mes y medio de fuga de fecales sin que nadie tome medidas

El Boixar lleva más de un mes y medio de fuga de fecales sin que nadie tome medidas

Estat dels fecals“Se trata ya de un problema de salud pública y ni Conselleria, ni el Ayuntamiento toman medidas”, señalan varios vecinos

El Boixar huele mal y las aguas fecales inundan el entorno de la población sin que nadie tome medidas. La rotura o el mal funcionamiento del alcantarillado general ha provocado una fuga generalizada de las aguas fecales de la localidad, que se concentran en una balsa de un terreno cercano en el que suele beber el ganado pero que amenaza también con contaminar las aguas subterráneas de la fuente cercana que abastece a la población.

Una situación similar se produjo hace unos años en el Bellestar, cuando se contaminó la fuente de la que se abastece la población por fecales.

“Los fecales salen a su libre albedrío por el monte libremente y van a parar en parte a una balsa donde se filtra, se evapora o se la bebe el ganado”, lamenta un vecino. Los vecinos lamentan que se avisara a las autoridades de estos hechos en el último fin de semana de julio “sin que se haya hecho nada que sepamos para corregir esta situación insalubre”. El propietario de la finca tampoco ha mostrado una especial preocupación y nadie toma medidas oficialmente, a pesar de que la Associació de Veïns del Boixar ha presentado en registro un escrito dirigido a la alcaldía pidiendo medidas y que e corrija esta situación.

Los vecinos dicen que “el alcalde, Victor Gargallo, ya conoce la situación, pero por aquí no hemos visto al concejal responsable del Boixar, ni a ningún aparejador o arquitecto responsable de estas situaciones a realizar comprobaciones o algún informe”. Los servicios médicos creen que debe ser una inspección de Sanidad o de Salud Pública quien constate la situación y ordene la toma de medidas. Por el momento la situación ya ha supuesto algún susto para niños, que acostumbran a jugar por la zona, ya que se han hundido en los fecales al pisar un tramo de tierra aparentemente seca por la superficie pero totalmente húmeda y pantanosa al pisarla, han explicado.

Campanya pels drets lingüístics