Home > Món rural > El Maestrat arranca la campaña de la algarroba y espera recolectar más de 6 millones de kilos

El Maestrat arranca la campaña de la algarroba y espera recolectar más de 6 millones de kilos

Un llaurador cull garrofesLos precios que fija la Lonja de Reus caen este año hasta los 0,22 € por kilo

Càlig y otros municipios del Maestrat como Sant Jordi, Traiguera, Sant Rafael, Vinaròs, Canet lo Roig, Sant Mateu, Cervera, Peñíscola, Benicarló y otros del litoral, empiezan a recolectar estos días la producción de algarrobas. Este año prevén entre cinco y seis millones de kilos de este producto, según señaló José Monroig, responsable de este cultivo del sindicato agrario la Unió de Llauradors.

Pero esta temporada la producción será algo menor que el año pasado y también su precio. De esta circunstancia discrepa Monroig: “siempre igual, el año pasado fue a 0,30 más IVA y este año la Lonja de Reus ha fijado 0,22, a pesar de la calidad de la pasta de sus frutos este año”, discrepa. Este agricultor recuerda que “el precio real debe ser de esos 22 céntimos, de manera que este año será una mala campaña”, augura.

La campaña de recolección se prolongará hasta el mes de diciembre. En el sur de Tarragona ante la demanda existente, que sí que la hay, se han organizado cuadrillas y se ofrecen en la radio para facilitar la recolección de este cultivo.

Es la cooperativa de Càlig la que centraliza buena parte de la producción del Maestrat y que posteriormente vende a intermediarios. La algarroba se lleva posteriormente a los intermediarios, que lo facilitan a la industria agroalimentaria, farmacéutica y cosmética, principales consumidores de esta materia prima.

Ceratonia siliqua
“De la algarroba se producen 5 ó 6 subproductos de alimentación, cosmética y farmacia que se pagan a precios muy elevados de hasta 25 euros el kilo de garrofín o de 0,45 la pasta de segunda con la que se fabrican determinados piensos, por lo que no entendemos porqué se está pagando a estos precios tan bajos”, explica Monroig.

Según la información que obra en manos de la Unió, los cinco o seis millones de kilos de algarrobas que produce el Maestrat tienen un valor de unos 13 millones de euros “lo que dista en mucho de los 750.000 euros que se estará pagando en la actualidad a los productores”, denuncia este productor de Càlig. En su opinión “queda un margen de nueve o 10 millones de euros como para pagar un precio digno y solo miseria a los agricultores”. Esta práctica, acabará redundando en la desaparición de estos cultivos “por inviables” para los agricultores.

Además es un cultivo medioambientalmente muy favorable, ya que estudios científicos han demostrado la relación entre la ausencia de lluvias torrenciales y la presencia del cultivo, que no requiere prácticamente agua, atrae la humedad y evita la erosión del suelo.

Campanya pels drets lingüístics