Home > La Tinença > Junts per la Tinença cuestiona de nuevo en el Pleno los nuevos empadronamientos

Junts per la Tinença cuestiona de nuevo en el Pleno los nuevos empadronamientos

Un casament al BellestarCritican los distintos criterios que se utilizan en función de los empadronados. El censo, tras bajar a 195 de 290 comienza de nuevo el ascenso

A vueltas con el censo electoral y los empadronamientos. El caso de la Pobla no tiene solución. En el Pleno municipal celebrado ayer, el grupo de Junts per la Tinença (JPT), preguntó por los últimos empadronamientos registrados y los criterios para inscribir a alguien en el padrón ya que según el portavoz de JPT, José Ramón Royo, “son distintos en función de las personas y mientras a unos se les pide la autorización del propietario de la casa y un recibo a su nombre, a otros se nos pide un escrito garantizando que vivimos aquí”, indicó Royo.

El censo de la Pobla está ahora en 190 personas, cuando se elevó hasta 290 en las pasadas elecciones municipales y autonómicas, una práctica que ocurre cada cuatro años cuando la gente se empadrona artificialmente y desempadrona en función de las elecciones catalanas, sus necesidades médicas y electorales en unos municipios en los que a duras penas viven un centenar de personas, según cuestiona JPT.

“Ahora vemos como se empadronaron cinco o seis y ahora otros seis o siete más, algunos de los cuales sabemos a ciencia cierta que viven en poblaciones vecinas como la Sénia o Castelló y así iremos hasta que lleguen las elecciones”, reprochó el portavoz de JPT. Fue el punto más acalorado del Pleno, que aprobó por unanimidad la cuenta general del municipio, el informe de estabilidad presupuestaria, el Plan de Fomento del Empleo y Emprendedurismo o la aceptación de una donación de dos inmuebles. La oposición rechazó, por suponer duplicidades el convenio de voluntarios de Protección Civil, el Manifiesto de la Sociedad Civil de la Comunidad Valenciana y la relación de obras y adjudicatarios de los Planes de Obras y Servicios. Según Royo “las traen todas adjudicadas a dedo a distintos contratistas, sin tener más propuestas y lo tienen ya todo arreglado, sin mostrarnos proyectos y aprobándolo por Decreto”, una forma según Royo “poco transparente”.

La oposición también se abstuvo en la moción de la entidad local menor del Bellestar que reclama que no desaparezca este organismo local de esta pedanía que mantiene un Pleno que funciona por concejo abierto y varios funcionarios y técnicos a su disposición.

Aumento del recibo del agua

El Consistorio de la Pobla de Benifassà aprobó una subida del agua para todos sus vecinos que supone duplicar el precio del recibo anual. En la Tinença y sus distintas pedanías todavía no se hacen lecturas de los contadores y se paga una tarifa única de agua entre los 19 y 20 euros anuales. El Pleno, tras informar de un estudio de la empresa Facsa y los elevados costes que supondría incorporar personal para hacer las lecturas de las pedanías, acordó cobrar 40 euros al año en un pago único por el agua consumida y de casi 80 a los locales con actividades de restauración o industrias. “Parece una gran subida pero lo cierto es que hacía muchos años que no se actualizaba esta cuota”, agregó Royo.

Campanya pels drets lingüístics