Home > La Tinença > La nieve persiste en los puntos más altos de la Tinença y se convierte en reclamo turístico

La nieve persiste en los puntos más altos de la Tinença y se convierte en reclamo turístico

El poble de Fredes, nevatLos forestales despejaron toda la red viaria de la comarca. Ganaderos trasladaron sus animales hasta cotas más bajas

Los puntos más altos de la Tinença, como Fredes o Coratxà, amanecieron ayer cubiertos de un espeso y blanco manto de nieve que alcanzó los 25 centímetros de espesor. Los cuerpos de emergencia del parque del Bellestar habían abierto ya a media mañana la totalidad de carreteras de la red viaria secundaria de la Tinença de Benifassà. No obstante Óscar Arnau, uno de los miembros de las brigadas rurales de emergencias pidieron precaución al volante “ya que la nieve siempre puede esconder algunas sorpresas como el hielo, especialmente a primeras y últimas horas del día”.

Un grup de turistes es llença boles de neuLa mínima en Fredes fue de un grado negativo y la sensación fue muy gélida, hasta que a media mañana apareció el sol entre las nubes. José María Bel, del restaurante de la Colonia Europa, indicó que “esperamos que hoy la gente pueda subir a disfrutar de la nieve y comer en los restaurantes de la comarca, porque aquí vivimos del turismo y estas jornadas nos ayudan mucho”. En la jornada previa, del viernes al sábado, el balance no fue tan positivo ya que muchos comensales no pudieron llegar por el estado de las carreteras hasta la localidad y restaurantes. Hasta Fredes se desplazaron ayer vecinos de Castellón, Montsià y Maestrat, a menudo familias enteras, a disfrutar de la nieve.

Les Brigades d'Emergència amb la llevaneusTambién la meteorología alteró el funcionamiento del ganado, al imposibilitarles su alimentación a base de pastos. Los vaqueros de la zona optaron por bajar hasta el Bellestar, a cotas de 700 metros, las cabezas bovinas “donde no hay nieve y es más difícil que nieve, donde pueden pasturar”, explicó uno de los pastores convertidos ayer en trashumantes. El deshielo beneficiará también el estado de río, saltos y embalse de Ulldecona, ya que la escorrentía será muy positiva tanto para reservas como para mitigar los efectos de la sequía de las últimas semanas.

Campanya pels drets lingüístics