Home > La Tinença > Las tablillas de la Iglesia de la Pobla de Benifassà guardan grandes similitudes con dibujos bizarros medievales centroeuropeos

Las tablillas de la Iglesia de la Pobla de Benifassà guardan grandes similitudes con dibujos bizarros medievales centroeuropeos

Un arbre de penis (Font: http://io9.com/bizarre-and-vulgar-illustrations-from-illuminated-medie-1456202572?utm_campaign=socialflow_io9_facebook&utm_source=io9_facebook&utm_medium=socialflow)También el artesanado de la iglesia de Vallibona muestra penes como los del libro del siglo XIV copia de la novela Román de la Rose

Los artistas que trabajaron recintos sagrados como las iglesias de Sant Pere en la Pobla de Benifassà o la Iglesia de la Asunción de Vallibona, pudieron estar influenciados por la ola de extravagancia de la que bebían algunos artistas centroeuropeos del momento.

Una de les pintures de la Pobla de BenifassàTanto la iglesia de Vallibona donde, ocultos en el artesonado, pueden verse penes de varios tamaños, modelos y medidas incluso con cola, como en la de Sant Pere de la Pobla de Benifassà, donde el pintor decidió dejar un mensaje en forma de su autorretrato para que fuera hallado por quienes desmontaran su obra parecen seguir estas guardan enormes parecidos con dibujos grotescos y vulgares de manuscritos iluminados de los siglos XIII y XIV, a menudo combinados con arte religiosa. En los andamios de hace 700 años también había un sentido del humor muy fino entre los distintos oficios. Pero siete siglos después, estos vestigios fálicos se han manifestado en diversas ocasiones a raíz de varias actuaciones de reforma que ha acometido la administración autonómica y que han sido publicadas, por ejemplo, en el libro Jaime I (1208-2008).

Los pintores de estas iglesias de la Tinença, que debían estar saturados de tanto dibujo geométrico y tanta seriedad en las tablas decidieron incluir algunos dibujos en las alturas desde la protección que da el andamio. Así, entre decoraciones vegetales, animales como peces, demonios o avestruces con largos cuellos y cabezas humanas dibujaban penes con cola, como si de un animal más se tratara. Debió ser un divertimento para romper con la monotonía, algo que ya ha aparecido en otros edificios singulares a lo largo de la historia.

Las tablillas perdidas

Las tablillas halladas en la Pobla, van en esa línea. La oposición, Junts per la Tinença, ya reclamó en el primer Pleno de la legislatura “el retorno de las tablas policromadas que se hallaron durante la rehabilitación de la techumbre de la iglesia de Sant Pere”, pidió su portavoz José Ramón Royo.

Dibuix iluminat (Font: http://io9.com/bizarre-and-vulgar-illustrations-from-illuminated-medie-1456202572?utm_campaign=socialflow_io9_facebook&utm_source=io9_facebook&utm_medium=socialflow)El portavoz de la oposición recordó al alcalde del PP, Victor Gargallo, que “se las llevaron sin más explicaciones y a día de hoy no sabemos donde están ni cuando las devolverán”.

Según el portavoz de la oposición “nos dicen que en Valencia, pero Valencia es muy grande, estaban aquí y ahora no sabemos ni dónde están, por lo que le hemos pedido que se aplique para que nuestro patrimonio vuelva a la Tinença”, dijo. Estas tablillas supusieron una importante sorpresa durante los trabajos de eliminación del falso techo de la Iglesia en su último tramo, cuando se halló “un faldón entero de tablas polícromas de una extraordinaria calidad”, según los arquitectos Camila Mileto y Fernando Vegas. Se trata, según explicaron en el catálogo de la exposición Arquitectura año cero 1208-2008 de unas tablas pintadas por artistas de gran calidad, datables en torno a 1280, cuyas pinturas no se corresponden con la armadura actual, sino con una armadura previa de ésta u otra iglesia.

Campanya pels drets lingüístics