Home > La Tinença > Las diputaciones de Castellón y Tarragona acuerdan coordinarse para mejorar las carreteras en la zona limítrofe de ambas provincias

Las diputaciones de Castellón y Tarragona acuerdan coordinarse para mejorar las carreteras en la zona limítrofe de ambas provincias

  • castelldecabrescarretera2015Los presidentes provinciales rubrican un convenio para la mejora del mantenimiento de la CV-100 y CV-105 a ambos lados del Sénia

Las diputaciones de Castellón y Tarragona han acordado coordinar su trabajo e iniciar acciones para mejorar las carreteras que comparten en la zona limítrofe entre ambas provincias. Así, el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, se ha reunido esta tarde con el presidente de la Diputación de Tarragona, Josep Poblet, con quien ha firmado un convenio de colaboración para la mejora y mantenimiento de los tramos de los viales CV-100 y CV- 105 situados a ambos lados del Sénia.

El presidente Moliner ha puesto de manifiesto que “compartimos territorios que tienen continuidad, sin barreras físicas. Somos territorios que debemos abrir cada vez más oportunidades a nuestros ciudadanos gracias a la permeabilidad. Por eso hemos acordado coordinar servicios especialmente en el ámbito de las infraestructuras, porque a los ciudadanos les importan poco las fronteras territoriales y solo quieren que les garanticemos buenas carreteras y que les prestemos servicios”.

Fruto de esa colaboración, el presidente de la Diputación de Castellón y el de la de Tarragona han firmado un convenio de colaboración para garantizar la mejor conservación y cuidado de alguna de las carreteras que comparten ambas provincias y de las cuales “se ha aclarado ahora el marco competencial”, ha explicado Moliner.

El presidente de Tarragona, Josep Poblet, también ha recalcado que “somos dos demarcaciones que nos parecemos mucho, porque nuestras inquietudes de futuro se parecen mucho. Entre Tarragona y Castellón promocionamos un territorio extremadamente potente”. Además, Poblet ha explicado que “nos trae un sentimiento de gratitud de la Diputación de Tarragona hacia la de Castellón, porque hay dos tramos de carretera que la Diputación de Castellón ha estado atendiendo y que ahora debíamos regularizar”.

El convenio firmado en esta cumbre entre gobiernos provinciales reconoce en primer lugar que los tramos que se indican a continuación serán a partir de ahora de titularidad de la Diputación de Tarragona: tramo de la carretera continuación de la CV-100, se San Rafael del Rio a la Sénia por Rossell, comprendido entre el PK 0+00 a la Sénia y el límite provincial; y el tramo de la carretera continuación de la CV-105, de la Sénia a Benifasà, comprendido entre el PK 0+00 a la Sénia y el límite provincial, Río Sénia.

Gestión y mejora de los puentes limítrofes
Respecto a los puentes existentes en las carreteras CV-100 y CV-105 en el límite con la provincia de Tarragona, tanto en el caso del de Cases del Riu como del de Malany, se convenia que la Diputación de Castellón asume la gestión íntegra de los mismos, con las tareas de conservación, mantenimiento y reparación que considere necesarias para la adecuada prestación del servicio público, como ha estado realizando hasta ahora.

 

Trabajos de señalización

La Diputación de Castellón se encargará de rectificar los datos erróneos de titularidad de estos tramos, es decir en aquéllos supuestos en que no conste que la titularidad es de la Diputación de Tarragona, en cualquier registro o catálogo público del ámbito territorial de la provincia de Castellón. La Diputación de Tarragona retirará en estos tramos las señales de tráfico que lleven el indicativo de carretera de Castellón, sustituyéndolos por otros con el indicativo carretera de Tarragona. Además, se encargará de hacer constar la titularidad de estos tramos en cualquier registro o catálogo público del ámbito territorial de la provincia de Tarragona.

 

Hay que tener en cuenta que la vigencia de este acuerdo es indefinida y que sus conclusiones se comunicarán a los respectivos servicios de carreteras del Estado, de la Comunidad Valenciana y de la Generalitat de Catalunya, así como a los Ayuntamientos de Rossell y la Sénia.

 

Unidad y fortaleza para reivindicar el Corredor Mediterráneo

Por otra parte, Javier Moliner ha explicado que, entre otras cuestiones, al margen de colores políticos, “vamos a mostrar unidad y fortaleza en la reivindicación porque necesitamos ya un Corredor Mediterráneo que nos de a Castellón y a Tarragona una salida a Europa. Hemos acordado mantener viva, conjuntamente, la llama del Corredor Mediterráneo”.