Home > El Maestrat > La conselleria ha invertido 675.000 euros en las obras de seguridad vial de la carretera CV-135 entre Càlig y Benicarló

La conselleria ha invertido 675.000 euros en las obras de seguridad vial de la carretera CV-135 entre Càlig y Benicarló

2La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha destacado la apuesta del gobierno valenciano por “mejorar la seguridad vial de nuestras carreteras y por cambiar y mejorar la vida cotidiana de la gente, al vertebrar territorio y al optimizar la conectividad de las personas”.

Así se ha manifestado durante la visita a las obras de seguridad vial que su Departamento ha llevando a cabo en la CV-135 entre los municipios de Càlig y Benicarló y donde se han invertido 675.000 €. Salvador ha estado acompañada por el director general de Obras Públicas, Transportes y Movilidad, Carlos Domingo, y por las alcaldesas de Càlig y Benicarló, Ernestina Borrás y Rosario Miralles, respectivamente, así como por diputados provinciales y los alcaldes de la comarca.

La consellera ha valorado el hecho de que ya se han concluido las obras y ha recordado que en la conselleria se ha iniciado “una revolución de las pequeñas cosas”, con actuaciones que contemplan inversiones económicamente poco llamativas pero que suponen un cambio importante en la vida cotidiana de la gente. Se trata de inversiones en infraestructuras que “cualifican el territorio” en beneficio de los vecinos de los pueblos de la comarca y de los usuarios que se desplazan por ella para hacer turismo.

Para Salvador, la Generalitat se encuentra en una nueva etapa donde el objetivo es atender a los ciudadanos realizando inversiones cercanas, que beneficien directamente a los ciudadanos, como es el caso de las obras de mejora de la seguridad vial de esta carretera muy utilizada por los vecinos de estas comarcas del interior. La consellera ha reiterado que no es el momento de las grandes inversiones, ni grandes actuaciones porque, entre otras cosas, “tenemos el 80% del presupuesto hipotecado en las grandes proyectos, algunos de ellos sin uso, precedentes de la etapa anterior y cuyo pago se prolongara hasta el año 2020″.

No obstante la situación económica, Salvador ha dicho que su Departamento está realizando un gran esfuerzo, reflejado en la partida presupuestaria destinada a mantenimiento y conservación de carreteras y en este sentido, ha destacado que a la hora de invertir “estamos seleccionando muy bien las actuaciones que supongan un cambio importante en la vida cotidiana de la gente” como es el caso de la puesta en marcha de esta obra.

De igual manera ha adelantado su compromiso con la alcaldesa de Benicarló de estudiar también la construcción de una rotonda entre la intersección entre la N-340 y la CV-135 en el término de Benicarló, como continuidad de las actuaciones visitadas.

Las obras
La consellera ha conocido de primera mano el resultado de las actuaciones que se han realizado. Las obras de mejora de la seguridad vial de la CV-135 entre Càlig y Benicarló, han contado con un presupuesto total de 675.000 €, de los que 315.000 se han invertido en el refuerzo del firme de la carretera en un trayecto de 4 kilómetros, partiendo desde la Rotonda de Càlig, hasta el polígono industrial El Collet, donde el pavimento actual se encontraba envejecido, con formación de baches, blandones generalizados y “piel de cocodrilo” en gran número de zonas. El resto del presupuesto, 360.000 € se han destinado, a actuaciones en cunetas y mejora de drenaje, así como en señalización y balizamiento y en los accesos a caminos y fincas particulares. También se ha actuado en el punto kilométrico 16+500 de la CV-135 a su paso sobre el Barranc de Pandós. La nueva capa de firme se ha extendido con un ancho de 7 metros, repartidos entre dos carriles de 3 metros y arcenes de 0,5 metros a ambos lados.

Aparte de esta actuación hay que indicar que la conselleria ha ejecutado recientemente los accesos al Molí de l’Oli de Cervera, así como un carril peatonal al sur de la población de Sant Mateu que permite completar un recorrido para paseantes desde el sur hasta el norte del casco urbano.

Por su parte las alcaldesas de Càlig y Benicarló han agradecido la rapidez con la que la Conselleria ha actuado y ha hecho realidad una reivindicación de los vecinos de la comarca trasladada por los alcaldes a la consellera y que “ella tomó conciencia de esta necesidad desde el minuto cero”, según han dicho.