Home > El Maestrat > La opinión de Juan Antonio Mañá (Portavoz PP Benicarló)

La opinión de Juan Antonio Mañá (Portavoz PP Benicarló)

juanantoniomanya2015Constituía promesa electoral del PSPV que la Alcaldía rindiera cuentas en un debate anual. El formato propuesto por la Alcaldesa es celebrar un Pleno Extraordinario el 9 de noviembre. Al no existir un Reglamento que regule dicho Pleno, la Junta de Portavoces acordará los turnos de intervenciones, sin embargo, el propuesto por la Alcaldesa ya se ha comunicado a la prensa.

Indicó la Alcaldesa que el debate consistiría en una valoración de las acciones de gobierno, donde la oposición pudiera manifestar su opinión. En los Ayuntamientos donde está regulado se contempla una exposición inicial de la Alcaldía sobre la situación general de la ciudad y las líneas maestras de su acción de gobierno. Posteriormente se somete a debate su intervención, pudiendo hacer uso de la palabra los portavoces de los grupos políticos. Tras la intervención de los portavoces, el Alcalde puede contestar a los portavoces. Y dependiendo de reglamentos, a continuación, los portavoces tienen un nuevo turno de palabra, tras lo cual, se cierra o no el debate por el Alcalde.

Pero la magistral fórmula propuesta por la Alcaldesa contempla que sean los portavoces de los grupos del equipo de gobierno, tras haber consumido su turno de palabra, quienes respondan a los portavoces de la oposición, cerrando éstos la sesión y siempre después la Alcaldesa.

Lo que se somete a debate en dichos plenos es la intervención de la Alcaldía, quien puede contestar a las cuestiones planteadas, y no que los portavoces del equipo de gobierno sean quienes respondan a los portavoces de la oposición. La Alcaldesa no puede, ni debe, delegar en los portavoces del equipo de gobierno su responsabilidad, pues es su intervención la que se somete a debate.

El debate lo puede cerrar la Alcaldía, pero ello, tras la intervención de los portavoces de los grupos municipales de la oposición. No procede que los portavoces del equipo de gobierno, quienes ya han tenido su turno o turnos de palabra, intervengan nuevamente para responder a los portavoces de la oposición. Es la Alcaldía quien debe responderles. Lo propuesto, quebranta los principios de proporcionalidad y refleja el nou estil de governar.