Home > El Maestrat > EOI: No debemos darlo todo por perdido

EOI: No debemos darlo todo por perdido

mariaoponion1

Texto: María Jovaní.

Después de leer el editorial “No sols carxofes” y el artículo de opinión de Paco Gallego, “Escuela Oficial de Idiomas”, publicados en el semanario “7 Dies, Actualitat de Benicarló”, me ratifico en todo lo que escribí en dicha publicación el día 19 de enero y me veo en la necesidad de ahondar en este tema: No debemos darlo por perdido.

Supongo que queda claro que en 2010 la Generalitat se comprometió públicamente a que Benicarló iba a ser sede de la EOI. Tras varios años esperando, en diciembre de 2017, el Conseller Marzá anunció en rueda de prensa que la sede iba a estar en Vinaròs. ¿Qué ha sucedido? ¿A qué se debe este cambio? Aunque resulte increíble, nadie nos lo ha explicado.

Parece ser que han cambiado el criterio de decisión, de territorial en 2010 a poblacional en 2017. Falacias, puras falacias. En mi opinión, el criterio poblacional no se sostiene ya que no existe tanta diferencia entre el número de habitantes de ambas poblaciones y, en cualquier caso, si a partir de ahora se va a utilizar este criterio, jamás podremos obtener nada a no ser que empecemos a empadronar a gente. Pensemos, por ejemplo, en la UNED de Benicarló, delegación de Villareal. Si algún día se planteara crear una sede oficial en el Baix Maestrat, ¿sería también en Vinaròs?

Otro argumento utilizado por algunos miembros del equipo de gobierno de Benicarló es que Vinaròs “es la capital de la comarca”. ¿Qué implica esta titularidad? ¿La aceptación de que todo cuanto acontezca en el Baix Maestrat será, por defecto, en Vinaròs? Y si el motivo es la capitalidad, pongámosla en tela de juicio. Tal vez deberíamos solicitar el cambio de titularidad. ¿Por qué no? ¿Dónde está escrito que deba ser Vinaròs? ¿Dónde está escrito qué implicaciones puede conllevar? ¿Siempre tendrá más derecho en cualquier decisión por este motivo?
Nutrir una comarca no debería consistir en reforzar “su capital” exclusivamente para dar servicio a sus “pedanías”: yo entiendo la comarcalidad de otro modo. Hay que impulsar aquellas virtudes que le son propias a cada municipio. Benicarló ha sido durante mucho tiempo un referente en educación y cultura, además de en servicios sociales, y su asociacionismo lo refrenda. En Peñíscola, obviamente, le es natural aquello relativo al turismo, como el Palau de Congresos. En Vinaròs ya están concentrados casi todos los servicios administrativos (Hacienda, PROP, INEM, SERVEF,..), el hospital, los juzgados…

Desde el equipo de gobierno han intentado quitarle importancia a este cambio de la sede de la EOI. Seguiremos teniendo aularios, dicen. Y podremos ampliar. Falacias, otra vez. Esta decisión es como plantar una semilla, cuyo germen se verá en un futuro y no muy lejano. A muy corto plazo, puede que no lo notemos, pero ¿qué sucederá a medio o largo plazo? Pues sucederá que, con el tiempo, la EOI de Vinaròs irá creciendo en infraestructura, profesorado, alumnos, variedad de idiomas, y entonces, ¿cree usted que cuando se implante la docencia de nuevos idiomas o de niveles avanzados, ésta se impartirá también en Benicarló? No es, pues, una cuestión menor que solamente afecta a trámites administrativos, por mucho que se empeñen en repetirlo una y otra vez.

Con todo esto quisiera transmitirles la idea de que el anuncio del cambio en la sede de la EOI es más que sustancial, es vital, una de las peores noticias que podíamos haber recibido. Es la apropiación de parte del futuro de Benicarló. Creo que el equipo de gobierno no ha luchado en absoluto y parece conformarse con la visita de las autoridades de la Generalitat y con el anuncio oportunista acerca del Conservatorio. Faltaría más, financiado desde su nacimiento por los benicarlandos, sería el colmo que ahora decidieran trasladarlo la “capital” de la comarca.

Pero no escribo estas líneas únicamente para protestar por un hecho que considero injusto, sino para decir también que creo que aún estamos a tiempo, que es reversible. No sé si la han engañado, si se lo han vendido o si no se ha enterado de nada hasta que se ha publicado, Sra. Alcaldesa, pero, en cualquier caso, luche por ello. Los benicarlandos lo merecemos.

Campanya pels drets lingüístics