Home > El Maestrat > Banderas Negras 2019: el impacto del turismo de masas en nuestras costas

Banderas Negras 2019: el impacto del turismo de masas en nuestras costas

abocamentsgurugu2017bloEn esta edición el informe incorpora los efectos de la turistificación en el litoral español, una problemática que moldea el relieve costero.

Un año más Ecologistas en Acción realiza un análisis de los casi 8.000 kilómetros de las costas del litoral español. En esta edición, el informe ‘Banderas Negras 2019′, ha considerado aquellos casos más característicos de afecciones por contaminación y mala gestión ambiental.

En el informe se han asignado dos banderas negras a cada provincia litoral, más Ceuta y Melilla, por lo que se suman un total de 48 casos. Este año se han vuelto a asignar algunas banderas recurrentes que ya obtuvieron el galardón en el año 2018, como por ejemplo el hotel ilegal del Algarrobico (Almería), el proyecto del puerto de San Vicente de la Barquera (Cantabria) o la playa de Els Peixets (Valencia).

Para Clara Megías, coordinadora del informe, “este estudio tiene como objetivo realizar un diagnóstico de la salud de nuestras costas, en el cual alertamos cada año del deterioro que sufren, debido en gran parte, aunque no en exclusiva, a las actuaciones de la industria turístico-inmobiliaria, que tiene en ellas uno de sus principales atractivos para el turismo de masas”.

El término turistificación se emplea para referirse a los impactos que provoca el aumento desmesurado de turistas en un lugar determinado (un barrio, una ciudad, etc.). La turistificación en una playa tiene consecuencias directas sobre la costa y su entorno. A lo largo del informe se exponen algunas de las consecuencias derivadas de este sector en los frágiles entornos litorales.

“La simbiosis entre el Estado y la industria turístico-inmobiliaria ha generado un cambio sociológico desde la implantación del monocultivo turístico en nuestros entornos litorales”, ha declarado Megías. Sin embargo, lejos de la extendida noción de que la sociedad española vive del turismo, Ecologistas en Acción detalla en su estudio cómo el aumento del turismo no conlleva un aumento de la riqueza.

Asimismo, el informe señala que el modelo actual de turismo conlleva la explotación de unos recursos que se encuentran amenazados y sobrepasa la capacidad de muchas localidades para enfrentar a la gran cantidad de turistas que visitan las playas.

‘Banderas Negras 2019′ da cuenta de problemáticas sin resolver, algunas recurrentes en el tiempo y otras no.

Su clasificación en función de las causas de origen es la siguiente:

– 15 banderas negras por vertidos de aguas sin depurar.

– Nueve banderas negras por especulación urbanística.

– Nueve banderas negras por afecciones industriales.

– Seis banderas negras por puertos y cruceros.

– Seis banderas negras por regresión costera.

– Dos banderas negras por acumulación de basuras.

– Dos banderas negras por otras actividades como los fondeos.

Al igual que en 2018, el mayor problema del litoral español se centra en los vertidos de aguas y su mala depuración.

“No podemos dejar de mencionar la grave y persistente amenaza que supone la crisis climática”, ha recalcado Clara Megías. Los entornos litorales son unos sistemas muy expuestos a las variaciones marítimas y continentales a lo largo del tiempo, por lo cual se consideran uno de los entornos más frágiles a nivel mundial.

Por este motivo, los diferentes escenarios litorales se verán gravemente afectados por los cambios derivados de la crisis climática. “Con sus efectos no solo perderemos parte de un territorio que inevitablemente nos reconducirá a replantear nuestra distribución geográfica, sino que estaremos perdiendo unos bienes y servicios que son la base de nuestra estabilidad y seguridad”, ha concluido Megías. Con ello, el actual negocio del turismo también se verá amenazado, desplazando sus preferencias geográficas a otros lugares.

Informe ‘Banderas Negras 2019’: https://www.ecologistasenaccion.org/122549/banderas-negras-2019-el-impacto-del-turismo-de-masas-en-nuestras-costas/

Campanya pels drets lingüístics